Economía cafetera y desarrollo económico en Colombia - page 314

314
E
conomía
cafetera
y
desarrollo
económico
en
colombia
En
cuarto lugar
, Armando Montenegro, asesor en asuntos cafeteros,
publicó en 1993 el trabajo
Café, dinero y macroeconomía en Colombia. Ensa-
yos
.
9
En este documento el investigador busca aproximaciones a la economía
colombiana por parte de los “
policy-makers
”. Intenta establecer una conexión
entre el desempeño de la actividad de las exportaciones del café, el evento
de la fijación del precio interno y el efecto de los ajustes instaurados en mo-
mentos de altibajos de precios, y analiza las situaciones en que se adelantan
inversiones forzosas con los recursos cafeteros (Montenegro, 1993,15).
Montenegro sostiene que, por fuera de los efectos del Acuerdo Interna-
cional del Café, la diversificación es la respuesta al desarrollo. Sin embargo,
no estudia vías para acceder a los eslabones de la cadena internacional de
valor, o hacer de la competitividad y la innovación tecnológica una fuente
para la competitividad mundial en sectores complementarios de la economía.
En
quinto lugar
, en su renombrada obra
La crisis económica, 1929-
39
(1985), Charles Kindleberger sugiere que al inicio de la crisis existía
un elevado nivel de inventarios de productos básicos acumulado en el
mundo y retenido por los especuladores. El propio Kindleberger sostuvo
que éstos habían provenido del exceso de inversiones en el sector, nivel
que contribuyó a deprimir los precios de los bienes básicos al sobrevenir
la crisis. Al comparar el índice de los inventarios en manos de los tosta-
dores y relacionarlo con los precios, concluyó que los últimos declinaron
gradualmente a partir de 1925 del nivel de 100% hasta el de 70% entre
los meses de julio y octubre de 1929, al paso que las retenciones se in-
crementaron hasta el nivel de 175% en igual período. En lo sucesivo, y
el escasear el capital financiero, los precios continuaron descendiendo,
y en el mes de diciembre de 1932 cayeron a 24%. Al propio tiempo que
esto ocurría, los inventarios mundiales crecieron entre 1923 y 1932 de
50% hasta 260%. La falta de recursos de oro y divisas obligó a muchos
países productores de bienes básicos a liberar parte de los inventarios,
con lo cual esperaban mejorar la posición de las reservas en metálico.
A su turno, Brasil, fiel a la tradición de su política de valorización, des-
9 Armando Montenegro, 1993,
Café, dinero y macroeconomía en Colombia. Ensayos
, Bogotá,
Fescol / Tercer Mundo.
SEO Version

Warning.

You are currently viewing the SEO version of !text.
It has a number of design and functionality limitations.


We recommend viewing the Flash version or the basic HTML version of this publication.

1...,304,305,306,307,308,309,310,311,312,313 315,316,317,318,319,320,321,322,323,324,...624
Powered by: FlippingBook Demo