Economía cafetera y desarrollo económico en Colombia - page 362

362
E
conomía
cafetera
y
desarrollo
económico
en
colombia
futuros, que contribuyeron a estimular el mercado cafetero. Parecía como si
el nivel de inventarios mundiales rodara por un plano inclinado en el cual
se reducían los inventarios más rápidamente de lo esperado. En conside-
ración a lo anterior, durante los años previos a la helada, el medio cafetero
comenzaba a reaccionar frente a la disminución de los inventarios retenidos.
Pero fue realmente a partir de la helada de Brasil en julio de 1975, que la
cosechamundial se vio afectada demanera preocupante. Cerca de 915millones
de arbustos de café sembrados en el Estado de Paraná y que representaban
el 50% de la producción total de Brasil, los destruyó de raíz la helada en su
totalidad. La helada también afectó el 66% de los 800 millones de cafetos
sembrados en el Estado de Sao Paulo, segundo productor de Brasil, y el 65%
de los 800 millones de árboles de Mato Grosso, lo que en suma representaba
sacar de la producción cerca de 2 mil millones de cafetos reducidos a escom-
bros. Este fenómeno modificó el ciclo de producción, no sólo de Brasil, sino
del mundo. Cerca de 550 millones de cafetos tuvieron que retirarse defini-
tivamente de la producción. Brasil se vio obligado a tener que adelantar un
plan de renovación y siembra muy grande, pues el vacío de 28 millones de
sacos ponía al mercado en imposibilidad de atender sus exigencias comerciales.
Recuperar la producción a los niveles anteriores a la helada, impli-
caba para Brasil extender un programa de crédito que ascendía a más
de us$1 mil millones de la época. Si se trataba de recuperar el nivel de
participación en el mercado hacia 1980, había que realizar un esfuerzo
financiero colosal. Los estimativos del Departamento de Agricultura del
gobierno estadounidense sugerían que, si las existencias en manos de los
países productores representaban apenas 35 millones de sacos en 1975, la
estabilidad futura del mercado estaba en riesgo, pues esta suma equivalía
a la mitad del consumo mundial en un año, y la producción estimada no
alcanzaba a cubrir estos faltantes redimibles. La caída de la producción
en Brasil lo obligaba a tener que vender en un solo año los 29 millones
de sacos de existencias. De ocurrir este evento de los faltantes, se corría el
peligro de desabastecer el mercado mundial.
9
Por esos años se decía que si
9 House of Representatives, Serial 94rr,
Coffee Price Review
, Washington, May 1976, p. 9;
Revista Cafetera de Colombia
, Bogotá, vol. xxiv, Nº 160, jun.-ago. 1975, p. 33.
SEO Version

Warning.

You are currently viewing the SEO version of !text.
It has a number of design and functionality limitations.


We recommend viewing the Flash version or the basic HTML version of this publication.

1...,352,353,354,355,356,357,358,359,360,361 363,364,365,366,367,368,369,370,371,372,...624
Powered by: FlippingBook Demo